Margarita Salvi

December 15, 2016

Queremos compartir con ustedes una entrevista realizada por el periodista Ricardo Jorge Suárez a la soprano española Margarita Salvi. Ésta fue efectuada a principios de los años 80. Creemos que es un documento de gran valor histórico y musicológico.

Margarita, fue alumna de Evelina Carrera, creadora del rol protagónico de Andrea Chènier: Maddalena de Coigny y de Gina Bonini.

Desde mediados de los años 20, la fama de Margarita Salvi creció de manera rápida, presentándose en teatros de Roma, Cagliari, Venecia, Napoli, Sao Paolo, Chicago, Montecarlo, Buenos Aires y Montevideo, entre otros.

En 1929 la Salvi se presentó por primera vez en Santiago en "El barbero de Sevilla" de Rossini, uno de sus grandes roles. En esa ópera, como era costumbre entonces, se interpretaban piezas musicales o de danza en la escena de la lección de canto del segundo acto, piezas elegidas por el intérprete de turno y no necesariamente compuestas por Rossini. Margarita, en sus inicios, acostumbraba a cantar el Ay ay ay del chileno Osmán Pérez Freire, canción que conoció gracias a la interpretación del tenor italiano Tito Schipa.

Un año después, el público chileno tuvo la suerte de asistir a una de las funciones que marcaron época en el Teatro Municipal de Santiago: El elixir de amor de Donizetti, junto al ya mencionado Tito Schipa. La dirección de orquesta contó con Alfredo Padovani, sobre quien hablaremos en un futuro cercano.

En esos años, Margarita conoció al pianista Federico Longas, maestro que acostumbraba a acompañar a Schipa sus conciertos. Longas dedicó una canción compuesta por él a Margarita: "El piropo", la que la soprano incluyó en su repertorio de conciertos y en sus representaciones de "El barbero de Sevilla". Años después, ambos artistas contrajeron matrimonio.

En 1941, los Longas vuelven a Chile y un año después se radican en el país. Y en 1943 el trabajo de Margarita se centra en la Academia de Canto del Teatro Municipal de Santiago, donde fue directora y maestra. Entre sus alumnos destacan Laura Didier Gambardella.

Margarita Salvi, una de las grandes voces de la Edad de Oro de la ópera y una de las mejores sopranos ligeras de esa época, falleció en Santiago el 13 de Marzo de 1981.

 

 

Please reload